29 de mayo: José Luis Castillo ofreció un concierto inolvidable en la Real Academia

29 de mayo: José Luis Castillo ofreció un concierto inolvidable en la Real Academia

IMG_3831_Copiar
“José Luis Castillo posee un estilo intelectual y poético, analítico de las claves lingüísticas sin menoscabo del vuelo expresivo. Cabe decir que su Liszt es sólo suyo y propone un pensamiento de la más alta ambición. Pero también crea la ilusión de hacer oír al maestro como si fuera él en soledad, ensimismado sobre el teclado para improvisar las metonimias musicales de sus mil vivencias espirituales y mundanas”.
Guillermo García-Alcalde Fernández
La larga ovación del público con la que culminó la charla-concierto del pasado 29 de mayo fue el epílogo de una noche excepcional. Tras su acto solemne de incorporación como Académico Correspondiente en la RACBA –el pasado 9 de noviembre-, el pianista José Luis Castillo volvió a deleitar al público en la sede de nuestra Corporación. Y es que, en esta ocasión, ofreció la charla-concierto “Franz Liszt y Richard Wagner, reciprocidad entre dos visionarios”, en la que cada pieza era precedida por una exhausta y entusiasta introducción verbal por parte del pianista, contextualizando cada una de las obras que iba a interpretar, y desgranando la relación humana y artística de ambos genios, que, además de ser suegro y yerno, jugaron un papel importante en la renovación de la música europea como miembros de la tendencia “Nueva Alemania”.
IMG_3825_CopiarA continuación, cada una de sus palabras elevaban su vuelo poético a través de su interpretación al piano, en la que Castillo parecía escudriñar la fibra de los dos grandes maestros de forma sublime. Liszt y Wagner estuvieron presentes en una intimidad compartida ofrecida por el enorme talento y delicadeza de este joven intérprete canario. Comentó García-Alcalde en un artículo publicado en La Provincia. Diario de Las Palmas el pasado 4 de noviembre, que “dotado de un envidiable oído armónico […] Castillo lleva al límite los contenidos poéticos articulados en la sonoridad y sus colores, y enmarca la médula de cada pieza en contornos metafóricos que dilatan y multiplican los significados”. Añadió que su Liszt no corresponde al de la superficialidad proteica sino al de la “invención de otros mundos poéticos, reformador de la armonía y revolucionario que, junto a Wagner en el seno de la “Nueva Alemania”, rompe los círculos viciosos del Romanticismo para fundar lenguaje desde la misma entraña romántica”.
Antes de comenzar la charla-concierto, nuestra Presidenta, Rosario Álvarez, hizo una entusiasta presentación de nuestro compañero, encomiando sus enormes aptitudes interpretativas, pero sobre todo, su exquisita sensibilidad a la hora de interpretar a dos figuras inconmensurables de la música, Liszt y Wagner, quienes fueron evocados de una forma excelsa en las manos de José Luis Castillo.


X