14 de mayo: El Parlamento entregó las banderas nacional, regional y de la Corporación a la RACBA

14 de mayo: El Parlamento entregó las banderas nacional, regional y de la Corporación a la RACBA

El pasado lunes 14 de mayo, la Real Academia Canaria de Bellas Artes recibió la primera visita institucional del Presidente del Parlamento de Canarias, Antonio Castro Cordobez a la Real Academia,  y del Vicepresidente Primero del Parlamento, Julio Cruz Hernández y el Vicepresidente Segundo, Manuel Fernández González, en el contexto del Acto Solemne de Entrega de Banderas por parte del Parlamento. Este acto, contó con la presencia del Alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez Esparza, quien visitó nuestra Corporación por primera vez desde que asumió su cargo.

 Tras la calurosa bienvenida de Rosario Álvarez, Presidenta de esta Real Academia, tomó la palabra el alcalde para exponer que “el hecho de que el Parlamento de Canarias, como institución democrática que representa a todos los canarios, haya entendido la importancia y magnitud de la Academia como exponente de la cultura en nuestras islas, demuestra la envergadura que tiene este acto de entrega de insignia de la propia Real Academia, y de las banderas de la Comunidad Autónoma de Canarias y de España. Por vez primera este salón de actos contará por fin con unas necesarias banderas, símbolo de nuestra historia”. Añadió Bermúdez que “Santa Cruz de Tenerife debe estar orgullosa de contar entre sus múltiples atractivos con esta sede, la cual, además de ser punto de encuentro para numerosas actividades culturales, también dispone de una especial sala de exposiciones con obras de artistas contemporáneos de Canarias, la mayoría de ellos vinculados a la propia Academia”. Concluyó su intervención felicitando a la actual Junta de Gobierno de esta Corporación por el importante trabajo de difusión cultural.

A continuación el Presidente del Parlamento, Antonio Castro Cordobez , manifestó que hacía entrega de estas banderas con el “máximo orgullo y satisfacción; y, sobre todo, con la convicción plena de que nadie, por encima de la Real Academia Canaria de Bellas Artes las enarbolará con más legitimidad, ni las empleará en causas más nobles y generosas como la cultura, necesaria siempre, e imprescindible en los tiempos difíciles como los que vivimos”. El Presidente del Parlamento de Canarias destacó que uno de los objetivos fundamentales de de la Institución que preside es “acercar la institución a los ciudadanos y que la sociedad se sienta dentro de la Cámara y participe en sus actividades. Una forma de hacerlo es, que los representantes del poder legislativo vengamos a esta Real Academia, para ayudar a impulsar su función, aunque sea de forma institucional a través de la aportación de los símbolos que representan a la Real Academia de Bellas Artes, a Canarias y a España”.

A continuación se procedió a la entrega de las banderas de España, de Canarias y de la Real Academia.

Seguidamente, Rosario Álvarez agradeció la enorme generosidad del Parlamento. En su discurso, la Presidenta enfatizó la lucha continua y la aportación silenciosa de los Presidentes anteriores de esta Corporación, y la inestimable colaboración de compañeros pues, como afirmó “no somos una asociación cultural con un cuerpo de socios cotizantes, sino una Corporación de derecho público cuyos miembros ofrecen generosamente su voluntariado para que los fines de la Real Academia puedan cumplirse en beneficio de toda nuestra Comunidad”. Hizo referencia a la Ley de Reales Academias, en trámite en el Parlamento canario, y que recientemente fue admitida a trámite por el Pleno de la Cámara, en vistas a obtener un correcto encuadramiento jurídico dentro del organigrama de la Comunidad Autónoma de Canarias y a que se nos dote también de la mínima financiación. Concluyó Rosario Álvarez manifestando que “al ofrecernos ahora el Parlamento de Canarias este acto de Entrega de Banderas, se refuerza el respaldo oficial que tanto necesita en nuestra tierra esta Real Academia Canaria, y nos confiere en cierta medida un amparo moral que agradecemos infinitamente”. Por último, ofreció la colaboración de la Academia para “promover la mejora intelectual de la sociedad” mediante todo tipo de asesoramiento, ya sea a través de comparecencias o elaboración de informes para la institución.

Concluyó el acto con un exquisito recital de piano, en el que Sophia Unsworth interpretó obras de Domenico Scarlatti, y de nuestros compañeros académicos Lothar Siemens y Armando Alfonso.



X