13 de marzo: se cumple el periodo presidencial de Rosario Álvarez

13 de marzo: se cumple el periodo presidencial de Rosario Álvarez

  • Durante estos 8 años, se ha ampliado la sede en tres nuevas salas, y se han multiplicado el número de actividades culturales

Este año concluye la segunda legislatura (2013-2017) de la Junta de Gobierno de la Real Academia Canaria de Bellas Artes de San Miguel Arcángel, presidida por Rosario Álvarez como en el cuatrienio anterior.

Este período se ha desarrollado en la actual sede de la plaza de Ireneo González, nº 1, de Santa Cruz de Tenerife, un edificio proyectado por el arquitecto Manuel Oráa (1822-1889), como Instituto de Segunda Enseñanza, convirtiéndose más tarde en la Escuela de Bellas Artes y Escuela de Artes y Oficios. Aquí, desde 2007, y bajo la presidencia de don Eliseo Izquierdo quedó instalada nuestra Corporación después de un largo peregrinar por distintos locales de la referida ciudad capitalina. Al principio solo se contó con dos espacios (actual Secretaria y Salón de Actos) en la que se exponía la entonces escasa producción artística. Desde el comienzo del mandato Dña. Rosario Álvarez  Martínez, ya en 2009, esta Corporación ha cumplido sus fines, recogidos en el Artículo I de sus Estatutos, como son “la promoción de todas las artes, la vigilancia y protección del patrimonio artístico y la realización de trabajos de estudio e investigación sobre materias de arte, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias“.

Imagen_7

Desde un principio la Sra. Presidenta mostró su preocupación por ampliar los espacios para exponer la obra artística que se iba incorporando a nuestra Academia, lográndose dos nuevas salas que recogen exposiciones permanentes, únicas en el archipiélago, una de ellas compuesta por instrumentos históricos donados por el Académico Conrado Álvarez Fariña; también obras de pintores, escultores, grabadores de Académicos canarios de los siglos XIX, XX y XXI, y de destacados artistas no académicos, lo que convierte a esta Corporación en un destacable muestrario del arte contemporáneo en Canarias, y la colección de obras de arte reunidas por el catedrático de Historia del Arte y crítico de arte Jesús Hernández Perera a lo largo de su fecunda vida académica. Y después de constantes y persistentes conversaciones se consiguió más recientemente la llamada Sala III, en el costado este del citado inmueble, destinadas a diversas funciones, como exposiciones temporales, lugar de encuentros, impartición de cursos, etc.

Dichas salas presentaban un aspecto lamentable debido, entre muchas razones al deterioro producido por los materiales acumulados pertenecientes a su anterior actividad artística, cuando este edifico, tal y como se ha dicho, cumplía las funciones de Escuela de Bellas Artes. Tras el acondicionamiento y limpieza de las mismas, se ha podido incorporar las  315 nuevas obras entre pinturas, esculturas, grabados, dibujos y mobiliario. 

También han aumentado los fondos bibliográficos, cuya colección inició D. Eliseo Izquierdo Pérez. Hasta el momento, se han registrado más de 5000 ejemplares, y se han catalogado unos 2200 en el sistema absysnet, lo que nos ha permitido integrarnos en la red de biblioteca de Canarias del Gobierno autónomo, y que desde cualquier lugar se pueda consultar qué publicaciones se encuentran en nuestra biblioteca.

Imagen_1

En este sentido, cabe destacar que el inicio de esta etapa coincidió con la crisis económica, lo que llevó a que mermara considerablemente las subvenciones destinadas a la Academia, de manera que las que estaban en la etapa anterior, o se redujeron a la mitad o terminaron por desaparecer. Esto llevó a una situación insostenible, motivando que la Presidenta se reuniera incansablemente con distintas instituciones, con el fin de encontrar otras opciones, como la firma de convenios con las Fundaciones Universitaria de Las Palmas de Gran Canaria y de CajaCanarias, el Gabinete Literario, los Ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife, de Las Palmas de Gran Canaria y de La Orotava, el Parlamento de Canarias,  Musiespaña, Canaragua, Idecco, Canarias Cultura en Red, la Fundación MAPFRE Guanarteme y Tenerife Moda, entre otros.

De gran trascendencia para superar esta complicada situación fue la elaboración de una Ley para amparar las Reales Academias Canarias y las que se creen en el futuro, elaborada e impulsada por nuestra Corporación, y presentada al Parlamento de Canarias por la presidenta en 2011, que finalmente fue aprobada por el Parlamento de Canarias en octubre de 2012 y publicada como LEY 5/2012 de 25 de octubre en el BOC nº 216 el lunes 5 de noviembre de dicho año, y el 20 de ese mismo mes, en el BOE nº 279.

En este sentido, también fue un arduo camino la formalización de los Estatutos, que tardamos 6 años de constantes modificaciones requeridas por la Consejería de la Presidencia del Gobierno de Canarias, cuya publicación oficial figura publicado el 23 de marzo de 2015. En Junta Plenaria, también fueron aprobados los Reglamentos de Académicos Correspondientes, de Jefe de Protocolo y el correspondiente al de las Distinciones anuales de la RACBA, que ha permitido reconocer, premiar y difundir, la labor de 16 artistas, a través de los Galardones Excellens y Magister, entregados en los actos de apertura de curso académico.

Asimismo, se han entregado Distinciones de “protectores de la Real Academia” y de “Mecenas de las Bellas Artes o de la Música” y se ha nombrado a “miembros colaboradores”.

Pero si antes destacábamos los fondos artísticos de esta Corporación, no es menos la labor intelectual desarrollada por sus miembros, a través de discursos de ingresos académicos, laudationes, conferencias, artículos inéditos sobre temas de las bellas artes, crónicas académicas, todos publicados en los 8 números de la revista anual Anales de la Real Academia, cuya publicación fue iniciada e impulsada por D. Eliseo Izquierdo, director de honor de esta revista, y en la que puso una gran ilusión y un gran esfuerzo D. Lothar Siemens, quien a partir de 2013 lideró este proyecto, con María Salud Álvarez Martínez como Secretaria. Esta revista está publicada en nuestra web y también en Dialnet.

imagen_3

Esta no ha sido la única publicación de la Real Academia, pues habría que sumar “La colección de arte de Jesús Hernández Perera y María Josefa Cordero Ovejero en la Real Academia”, el “Catálogo de los fondos artísticos de esta Corporación” y el catálogo de la exposición del centenario del restablecimiento de esta Corporación, todos ellos ilustrados con una profusión de imágenes a color.

Durante estos años se ha potenciado en las islas de Tenerife y Gran Canaria la organización de unos 20 cursos, unos 40 conciertos, muchos de ellos con obras de compositores canarios, de más de 65 conferencias, unas 7 presentaciones de libros de arte, innumerables visitas guiadas, no solo a los fondos artísticos de la Academia, sino también a espacios arquitectónicos y exposiciones de nuestros compañeros académicos, seminarios, coloquios, que ha contado con un creciente apoyo por parte del público. En Gran Canaria, además, se ha incrementado la presencia de nuestra Corporación a través de reuniones mensuales presididas por D. Manuel González Muñoz, y la firma de convenios con instituciones de esta isla, no solo para la realización de actividades sino también para el desplazamiento y estancia entre islas de los Académicos para asistir a actos solemnes, juntas, etc de nuestra Corporación.

Imagen_4

Todas estas iniciativas culturales se han publicado en la página web de la RACBA, una ejemplar plataforma de difusión no sólo del devenir de nuestra Corporación y de las actividades de los Académicos, sino también una importante herramienta para acceder a las distintas publicaciones, informes, historia de la Academia, fichas de los académicos, y con un museo virtual en construcción, también potenciada por D. Lothar Siemens. 

Imagen_2

En otro orden de cosas, y conforme al Artículo 3º de los Estatutos de la RACBA, que define como uno de sus fines Colaborar con los poderes públicos en el estricto cumplimiento de la legislación vigente en materia de aprecio, defensa y conservación y restauración de monumentos y bienes de interés cultural del Archipiélago Canario, esta Corporación ha emitido informes diversos sobre la demolición de la Biblioteca Estatal de Las Palmas de Gran Canaria, sobre el derribo del Hotel Oasis Maspalomas, sobre la remodelación del Hotel Santa Catalina, sobre los estragos en el patrimonio producidas por las inundaciones de Santa Cruz, sobre la recuperación de órganos históricos, el deterioro de esculturas públicas, etc. Asimismo, hay miembros de la RACBA en distintas comisiones de Cultura y de Patrimonio en el Gobierno de Canarias, Cabildo de Tenerife, Museo Municipal de Santa Cruz de Tenerife, y tras el convenio con el Parlamento hemos elaborado documentos de asesoramiento y en la apertura de exposiciones. De la misma manera, la Academia apoyó el esfuerzo de Asociación de Artistas visuales ACAV, por conseguir eliminar los costes derivados de traslado de obras.

Todo lo anteriormente citado ha sido posible gracias a la ayuda de los compañeros Académicos. Consciente esta Junta de que el auténtico motor de esta Corporación es el cuerpo de Académicos, se han ampliado las plazas en cada una de las secciones y el número de ingresos académicos, que ha superado los 40. El primer cuatrienio presidencial de Rosario Álvarez culminó con la activación de la octava plaza de numerario para cada sección académica, así como con la creación de la nueva sección de “Cine, fotografía y creación digital”. Durante estos 8 años, se han nombrado más de 50 nuevos Académicos, entre Académicos de Honor, Supenumerarios, Numerarios, y  correspondientes.

Imagen_10

Pero antes de concluir, no podemos olvidar la MEDALLA DE ORO de la ciudad Santa Cruz de Tenerife que otorgó a nuestra Academia en 2014, fruto de la trayectoria histórica, artística, patrimonial y del esfuerzo y constancia de todos los que componemos esta centenaria corporación, que inició su singladura en 1849.

Desde esta Real Academia agradecemos profundamente la labor de Dña. Rosario Álvarez Martínez, que ha sacrificado su tiempo por potenciar esta Corporación en tiempos tan críticos para la cultura, situándola en pleno siglo XXI.



X