1 de abril: La Real Academia de Bellas Artes recibe la Medalla de Oro de la ciudad de Santa Cruz

1 de abril: La Real Academia de Bellas Artes recibe la Medalla de Oro de la ciudad de Santa Cruz

“Hemos retomado el pasado para ir hacia el futuro y cumplir con nuestras misiones consistentes en la promoción de todas las artes, la vigilancia y protección del patrimonio artístico y la realización de trabajos de estudio e investigación sobre materias de arte. Y es que por encima de toda cotidianeidad planea el arte”.
Rosario Álvarez Martínez
Presidenta
TG_011414_medalla_ciudad_racda2
Imagen cedida por el Excmo. Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife
El pasado martes 1 de abril, el Excmo. Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife concedió la mayor distinción de la ciudad, su Medalla de Oro, a la Real Academia Canaria de Bellas Artes de San Miguel Arcángel. El acto, presidido por su Alcalde José Manuel Bermúdez Esparza, reunió en el Palacio Municipal a decenas de personas, a pesar del mal tiempo que hacía en la capital tinerfeña. En su intervención, el alcalde felicitó a esta Corporación porque “contribuye a fortalecer el modelo de municipio que queremos”. Por su parte, la Presidenta de la Real Academia Rosario Álvarez Martínez, animó a todos, políticos, gestores culturales, académicos y ciudadanía a “ponernos manos a la obra para que Santa Cruz llegue a ser un centro artístico y cultural de primer orden”.

Tras la excelente interpretación de la Banda Municipal de Música de la “Obertura” de “La Flauta Mágica” de Mozart, el Secretario General del Excmo. Ayuntamiento procedió a la lectura del acuerdo plenario de concesión de la Medalla de Oro de la Ciudad.

IMG_9841_CopiarA continuación, el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez Esparza inició su discurso encomiando el carácter “sencillo, de mentalidad abierta y espíritu acogedor” del pueblo chicarrero, y es que “Santa Cruz, como su gente, es una ciudad generosa, que se siente orgullosa de su historia y que guarda con celo su legado, consciente de que su presente y su futuro están en deuda con su pasado, con todos aquellos que apostaron por la cultura como la mejor arma para combatir la pasividad y la mediocridad”. En este sentido, elogió la incansable actividad de la Real Academia a pesar que desde sus inicios se tuvo que enfrentar a numerosos problemas que supusieron su cierre desde 1869 a 1913, valorando que esta Corporación “ha sido la puerta de entrada a la ciudad de muy destacadas personalidades de la creación artística de todas las Islas, con lo que ello ha supuesto para el enriquecimiento cultural de este municipio”. Y es que la “actividad ejemplar, fecunda y dinámica de la Academia,  revierte no solo en beneficio de quienes son sus miembros, sino que se extiende también al común de los ciudadanos de Santa Cruz de Tenerife”. Aseguró, a su vez, que “en el modelo de municipio que queremos, la Cultura no es un lujo sino un derecho”, algo que la Academia “contribuye a fortalecer”. El alcalde tuvo también palabras para el Museo Municipal, que recientemente ha clausurado con éxito la exposición “La Academia y el Museo. Conmemoración de un centenario. 1913-2013”, y que ha sido visitada por más de 9.000 personas. En este sentido, mostró su intención de “buscar una salida que nos permita recuperar y volver a poner al servicio de la cultura la totalidad de las salas de exposición del Museo de Bellas Artes”. También se refirió al Parque Cultural Viera y Clavijo, pues aunque esté cerrado “no significa de modo alguno que el Ayuntamiento de Santa Cruz haya renunciado a su apertura”.

Tras su intervención, el máximo responsable municipal procedió a la entrega de la Medalla de oro y el documento enmarcado que certifica su concesión, a la presidenta de la Real Academia. Rosario Álvarez, en representación de esta Corporación,IMG_9852_Copiar tomó la palabra para exponer a los asistentes no sólo la historia de la Academia desde sus inicios, y los constantes obstáculos a los que se tuvo que enfrentar, sino también el modelo de ciudad que desea, en el que la cultura y la ciencia ocupen un lugar protagonista, de manera que desde fuera de nuestras fronteras Santa Cruz de Tenerife “no se conozca sólo por lo lúdico o lo festivo, sino que se conociera también por sus aportaciones en el campo del arte, de la música, de la ciencia, de todo aquello que en las grandes ciudades del mundo constituye su columna vertebral”. En este sentido, la Presidenta considera que Santa Cruz puede ofrecer al visitante productos culturales de calidad. Para ello es necesario cuidar de las obras que tenemos bajo nuestra custodia, estimular y poner los medios necesarios para que los artistas puedan producir obras plásticas, arquitectónicas o musicales de calidad “porque todo ello constituye el alma de los pueblos”. Y es que el arte es esencial, pues según Rosario Álvarez “Todas las artes ejercen una función fundamental en nuestra sociedad, son una parte de nuestras vivencias. ¿Qué sería de nuestra sociedad si careciera de artistas en cualquiera de sus vertientes? Nos convertiríamos en una sociedad sin sensibilidad, porque el arte educa y enriquece el espíritu, el arte nos hace ver más allá de la realidad, nos hace entrar en un mundo sugerente que encanta nuestros sentidos y nos hace soñar”. Tras su intervención, se produjo una larga ovación a la Presidenta por sus palabras.

A continuación, la Banda Municipal, a la que el Alcalde tuvo unas palabras de elogio, interpretó una selección de “La Gioconda” de Ponchielli, el himno de Canarias y el himno nacional. Desde esta Real Academia agradecemos profundamente al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife por la concesión de esta distinción de la que nos sentimos tan honrados, y al alcalde José Manuel Bermúdez Esparza, por sus palabras de encomio a esta Corporación.

IMG_9859_Copiar

 



X