06 de septiembre: comienza el ciclo “Diálogos con los artistas de la Real Academia Canaria

06 de septiembre: comienza el ciclo “Diálogos con los artistas de la Real Academia Canaria

Durante tres sesiones, el catedrático de la ULL D. Fernado Castro establecerá puentes de comunicación entre los artistas y el público

0001_7El martes día 6 de septiembre, a las 20:00 horas, comenzará en el Hotel Botánico del Puerto de la Cruz el ciclo “Diálogos con los artistas de la Real Academia Canaria de Bellas Artes”, organizado por dicho Hotel y por la Real Academia Canaria de Bellas Artes. En esta primera sesión, el coordinador D. Fernando Castro Borrego, crítico de arte y Catedrático de Arte Contemporáneo y Teoría de las Artes de la Universidad de La Laguna, dialogará con la pintora y esculto-pintora Dña. Maribel Nazco Hernández sobre su corpus creativo, y explicará su trayectoria a través de la proyección de imágenes.

Este ciclo contará con dos sesiones más durante el último trimestre del año, en las que el Sr. Castro Borrego se acercará al universo creativo de D. Pepe Dámaso y D. Juan Gopar, de la mano de sus protagonistas.

En este sentido, el profesor Fernando Castro asegura:

“La dimensión estética es también una dimensión cultural. Wolfgang Kiessling ha querido establecer una relación entre cultura y turismo al crear una suerte de museo de la pintura canaria en el hotel Botánico del Puerto de la Cruz. Las obras que se exhiben en sus salones tienen un valor decorativo pero también cognoscitivo. El arte no es solo placer sino conocimiento: es un hecho cultural que arroja información sobre la naturaleza y el hombre que habita en estas islas. Tras recibir en 2015 un premio al mecenazgo de la Real Academia Canaria de Bellas Artes, Wolfgang Kiessling pensó que había que abrir una vía de diálogo entre los artistas vivos y la sociedad, iniciativa que desde la empresa privada no se había acometido antes en Canarias.

Aunque el sujeto creador no puede sustraerse al hecho de que su obra tiene un valor comunicativo, es bien sabido que su trabajo se desarrolla en soledad. Precisamente por esto, tiene sentido restablecer la relación comunicativa entre el artista y el público. Un ciclo de charlas bajo el formato de un diálogo, y bajo la dirección de un crítico de arte, es el formato elegido. Como los artistas que participarán en dicho ciclo han pasado previamente por el filtro de dicha Academia Canaria, ingresando en ella después de acreditar sus méritos, no hay arbitrariedad alguna en la selección de los mismos. La propia institución académica establece de este modo un vínculo con la sociedad en cuyo seno ha nacido y a la cual debe rendir cuentas de sus actividades. Para la Academia y sus artistas se trata de asumir una responsabilidad social, mientras que para el mundo de la empresa es una forma de mecenazgo en absoluto despreciable”.



X