Suárez hernández, Pedro

Académicos
  • Académicos entre 1850-1869
  • Académicos entre 1913 y 1940
  • Académicos entre 1941 y 1971
  • Académicos entre 1972 y 2000
  • Académicos entre 2001 y 2008
  • Académicos desde 2009

Antiguos académicos

Suárez hernández, Pedro

Datos personales

Lugar de nacimiento: Santa Cruz de Tenerife.

Fecha de nacimiento: 1900.

Lugar de defunción: Santa Cruz de Tenerife.

Fecha de defunción: 13 de diciembre de 1982.

Fecha de su ingreso como Académico de Número de la RACBA

12 de mayo de 1948.

Formación y especialidades

PROFESOR DE DIBUJO. PRESIDENTE DE LA ‘RACBA’.

Hay personalidades artísticas cuya huella no radica en una obra personal para ser exhibida, sino en una eficaz labor de siembra que ha fructificado a lo largo de toda una vida. Ese es el caso de Pedro Suárez Hernández, profesor de dibujo técnico y artístico que dejó honda impronta en una legión de alumnos que pasaron por sus aulas, muchos de los cuales, vivos aún en 2010, veneran su memoria. Su vida profesoral del más alto rango (llegó desde mucho antes de asumir la presidencia de la RACBA a Director de la Escuela de Artes y Oficios y a la Superior de Bellas Artes) transcurrió como un devenir en continua superación, fue la historia de una labor docente serena, constante y exitosa, realizada calladamente concentrado en el ejercicio cotidiano de la trasmisión de conocimientos.

Un viejo camarada suyo, Antonio Martí, escribió a su muerte en EL DÍA (19-XII-82) un bello artículo en el que rememora los inicios de Pedro Suárez, y su testimonio bien nos va a servir de guía. Dice así, refiriéndose a una época muy poco anterior a 1920: “El nombre de Pedro Suárez viene para mí desde una lejanía de más de sesenta años. Íbamos entonces, los dos, por la andadura de los 17 o 18 años. Y pertenecíamos a aquella peregrina sociedad fundada por el infortunado y también inolvidable Antonio Manescau con el nombre de ‘Pro Cultura Literario Artística’. Corría, como digo, el año 17 o 18, ya que los tres fuimos, en la iniciación de nuestras vidas respectivas, contemporáneos del nacimiento del siglo XX. Con él iniciamos nuestro camino por la vida…”

“En ‘Pro Cultura’ se editaba una revista (de algún modo hay que llamarla) en la que Paco Borges [Salas] ponía todo el esplendor de su arte, ya entonces hermoso, en las ilustraciones. Pedro Suárez, notable dibujante en la forma artística y geométrica y en los apuntes a plumilla, se encargaba de los titulares y las orlas. Ya entonces dibujaba bien. Después fue un maestro consumado, y como tal impulsó durante muchos años, primero como alumno y luego como Director, la Escuela que se llamó ‘de Artes y Oficios’, ‘de Artes Aplicadas’ y, por último, ‘de Bellas Artes’, ya como Centro Superior”. El escrito de Martí evoca luego recuerdos anecdóticos de aquellos años de juventud, llenos de inquietudes artísticas y literarias.

Pedro Suárez fue, en efecto, profesor y Director de todos los centros que Martí señala, en una andadura progresiva como pedagogo en la que ya estaba involucrado en 1930. No menos de cuatro generaciones de artistas tinerfeños recibieron las enseñanzas de Pedro Suárez, quien, especializado en Dibujo Lineal y Perspectiva, llegó incluso a publicar un manual sobre estas materias.

En 1948, recién asumida la Presidencia de la RACBA por su compañero y Director de la Escuela Superior de Bellas Artes Arturo López de Vergara y Albertos, éste lo nombró Académico junto con Pedro de Guezala y Miguel Tarquis. Pedro Suárez, dinámico gestor, se convertiría en mano derecha del proyecto, y al morir don Arturo siete años después propició que el venerado pintor y empresario don Ángel Romero Mateos, último bastión de los académicos nombrados en 1913, asumiera la Presidencia, situándolo a él en el escalón inmediato para asumir a su muerte la sucesión. Ésta tuvo lugar en 1963.

De la presidencia de Pedro Suárez en la RACBA (1963-1982) sabemos los principales hitos, las dificultades con que tropezó y su afán renovador en 1963 y 1972. También de su infortunio y grave crisis de salud a mitad de los años setenta, y de su muerte, octogenario ya, tras largo tiempo de postración.

Fue funcionario de Correos y, como tal, Jefe de Telégrafos de La Laguna, hasta su jubilación. Coincidió en tal desempeño con el crítico de Arte y profesor de periodistas Eliseo Izquierdo Pérez, quien asumió la Jefatura de Telégrafos de La Laguna al jubilarse Suárez. Ya era entonces Izquierdo el Secretario General de la RACBA, como hombre de confianza de Pedro Suárez que era. Él y el pintor Pedro González supieron después llevar adelante el proyecto renovador de la Academia, dejando siempre bien patente el respeto a la memoria de quien los llevó a tal desempeño.

Estuvo Pedro Suárez casado en Santa Cruz de Tenerife con doña Dora Naveiras Fernaud, con quien procreó ocho hijos e hijas.

L. S. H.

X