de Soto y Riverol, Félix Rufino

Académicos
  • Académicos entre 1850-1869
  • Académicos entre 1913 y 1940
  • Académicos entre 1941 y 1971
  • Académicos entre 1972 y 2000
  • Académicos entre 2001 y 2008
  • Académicos desde 2009

Antiguos académicos

de Soto y Riverol, Félix Rufino

Datos personales

Lugar de nacimiento: Santa Cruz de Tenerife.

Fecha de nacimiento: 27 de agosto de 1813.

Lugar de fallecimiento: ¿Santa Cruz de Tenerife?.

Fecha de fallecimiento: después de julio de 1866.

Fecha de su nombramiento como Académico de Número de la RACBA

6 de mayo de 1850.

Especialidad y curriculum

GESTOR.

Poco se sabe de la actividad profesional de Félix de Soto, pues sus huellas históricas hasta ahora conocidas, si exceptuamos su nacimiento y bautismo y el nombre de sus padres suministrados por los investigadores genealógicos, comienzan con su nombramiento para Consiliario 1º de la Real Academia Canaria de Bellas Artes tan tarde como en mayo de 1850. Por diferentes fuentes, sabemos que debió de tener una posición económica algo desahogada: ofreció 320 reales de donativo para el Hospital de los Desamparados de Santa Cruz el 6 de octubre de 1854, en 1857 es nombrado Síndico Personero de dicha capital, y en 1866 figura en el BOC en la lista de electores de Santa Cruz de Tenerife con un pago de más de 1.820 reales de cuota al Tesoro.

Se casó bastante mayor, el 13 de junio de 1859 con Isabel Sayer, con quien tuvo tres hijos: Miguel, Corina e Isabel.

Su vinculación a la junta de gobierno de la Academia, nombrado como Consiliario 1º (esto es, vicepresidente primero) desde Madrid en el decreto de constitución, hizo que se sintiera comprometido con la corporación desde sus comienzos. Pero ya en 1852 acude a menos de la mitad de los 12 plenarios que hubo y a partir de los años siguientes comparece sólo una o dos veces por año. Ni siquiera al renunciar Tolosa a la presidencia en 1858 asume su sustitución interinamente con continuidad: alterna con Baudet y con el nuevo presidente propuesto, Monteverde. El año en que éste aparece confirmado como tal desde Madrid (1861) acudió nuevamente Soto a casi todos los plenarios, pero está ausente en los años 62 y 63, y luego se detecta su comparecencia una vez en el 64 y dos veces a mediados del 66, a partir de cuyo último cuatrimestre su nombre se eclipsa en la documentación conocida.

Pensamos que Madrid impuso una terna de hombres de su confianza (Tolosa, Soto y Baudet) como gestores y controladores de los dineros que se librarían a la RACBA por el Estado para el sostenimiento de la Escuela de Bellas Artes inherente a la corporación, y ese debió ser el sentido de su presencia como Académico Numerario.

Bibliografía

No conocemos. Información documental gentilmente recopilada para la elaboración de esta ficha por D. Juan Gómez Pamo y Guerra del Río, bibliotecario de El Museo Canario.

X