del Castillo-Valero y Ossorio, Francisco

Académicos
  • Académicos entre 1850-1869
  • Académicos entre 1913 y 1940
  • Académicos entre 1941 y 1971
  • Académicos entre 1972 y 2000
  • Académicos entre 2001 y 2008
  • Académicos desde 2009

Antiguos académicos

del Castillo-Valero y Ossorio, Francisco

Datos personales

Lugar de nacimiento: Barcelona.

Fecha de nacimiento: ¿ca. 1795?.

Lugar de fallecimiento: Madrid.

Fecha de fallecimiento: 19 de junio de 1865.

Fecha de su nombramiento como Académico de Número de la RACBA

6 de mayo de 1850.

Especialidad y curriculum

JUEZ.

Posiblemente era hijo o sobrino del general Francisco del Castillo Valero, confirmado como gobernador de Jijona en 1806, quien se significó por sus acciones en la subsiguiente guerra de la independencia contra los franceses.

Francisco del Castillo-Valero y Ossorio de los Ríos estudió leyes y estuvo también vinculado al estamento militar. En 1821 emerge como juez de primera instancia en Barcelona. Entre 1825 y 1834 lo encontramos por tierras extremeñas, como Oidor de la Sala del Crimen y luego de la Sala de lo Civil de la Audiencia Real de Extremadura, donde se jubila de la Audiencia de Cáceres en 1834.

En julio de 1843 es nombrado Fiscal de Rentas en Santa Cruz de Tenerife, y un mes después es también nombrado secretario de la Junta Auxiliar del Gobierno de la Provincia de Canarias. Al año siguiente es además Asesor del Consejo de Guerra Permanente. En Tenerife contrajo matrimonio con María de la Consolación de La-Roche y Siera (1823-1917), cuyos hermanos Juan y Matías serán nombrados también Académicos de Número de la RACBA.

Francisco del Castillo-Valero fue en Canarias académico de Bellas Artes de la corporación inaugural, y asiduo a las sesiones del plenario hasta casi finales de 1852, en que recibe un nuevo destino en la Península. A la sazón desempeñaba el cargo de Abogado de los Tribunales de la Nación y juez interino de primera instancia de Santa Cruz de Tenerife. En el periódico “El Eco del Comercio” consta su nombre en la lista de pasajeros que se embarcaron para Cádiz el 28 de febrero de 1853. Ocho años más tarde, a instancias del presidente de la RACBA José Joaquín Monteverde, el secretario de la corporación elabora la lista de los académicos fallecidos y de los que no concurren a los plenarios, figurando en este último grupo Del Castillo-Valero como ausente desde finales de 1852.

Después de Tenerife estuvo en Granada como Vocal de la Comisión Permanente de Estadística de aquella ciudad (1857) y es nombrado Auditor de Guerra en situación de reemplazo (1858-1865). Estuvo por lo menos desde 1863 en la capital del Reino, donde fue candidato a diputado por Navalcarnero, y abogado y propietario vocal de la Caja de Ahorros ‘La Previsora’. También fue juez interino del distrito de La Latina de Madrid, ciudad en la que falleció siendo consultor de la casa del banquero D. José de Salamanca.

Obras

Se conoce una obra publicada con su nombre tan tarde como en 1880 titulada “Observaciones críticas sobre el Código Penal de España”.

Bibliografía

No conocemos. Información documental gentilmente recopilada para la elaboración de esta ficha por D. Luis Regueira, bibliotecario de El Museo Canario.

FOTO: Gentileza de Carlos GAVIÑO de FRANCHY

X