Retablo mayor. Iglesia de San Marcos Evangelista

Retablos de Canarias

Retablo mayor. Iglesia de San Marcos Evangelista

Ubicación: Iglesia de San Marcos Evangelista.
Localidad: Icod de los Vinos.
Dimensiones: 11 x 9 m.
Materiales: madera policromada y dorada.
Autor: Bartolomé de Acosta (1654- +?).
Taller: canario.
Cronología: principios del siglo XVIII.

Descripción: Creemos que las palabras del doctor Trujillo Rodríguez definen mejor que nadie este espectacular retablo de la capilla mayor de la parroquial icodense “que nos ha legado la centuria del Seiscientos […] cuya contemplación ha causado comentarios de sorpresa y admiración a tan ilustres visitantes como el Marqués de Lozoya, Camón Aznar, Gerardo Diego, Joaquín de Entrambasaguas, Quiroga y Palacios y otros” (p. 84). Efectivamente, cuando se ingresa en este templo nos encontramos envueltos por el absoluto protagonismo que adquiere su impresionante desarrollo, riqueza y colorido, invadiendo todo el espacio arquitectónico. Muchas han sido las atribuciones, algunas de ellas relacionadas con la cercana “escuela de Garachico”, incluso con el taller de Antonio Alvarez, uno de los retablistas más destacados del momento. Sin embargo, recientes investigaciones, como las que llevó a cabo Juan Gómez Luis Ravelo (1992), nos permite conocer su nombre: el icodense Bartolomé de Acosta (1654-?), quien logró estructurarlo en cinco calles a lo largo de sus dos cuerpos, esquema nada usual en Canarias, citando a manera de ejemplo el dedicado a la Virgen del Carmen de la parroquial de Santa Ana (Garachico. Tenerife) o el perteneciente a la capilla mayor de la iglesia de Garafía (La Palma), sin olvidarnos del retablo mayor de Los Remedios de Buenavista del Norte (Tenerife), desaparecido en el incendio de 1996, y vuelto a reproducir por carpinteros locales. Según comentan las profesoras Angeles Tudela y Dácil de la Rosa, este retablo, en su zona central se apoya “en un altar de cantería” (p. 22), tal vez restos del primitivo retablo. Y el ya citado Trujillo González atribuye la policromía al pintor Juan Ixcroft (conocido como “Escrote”), muy activo por aquel entonces. Predomina, por tanto, la planitud de todos sus elementos, atenuados por la multiplicación de los espacios. En sus correspondientes hornacinas se pueden contemplar imágenes de gran calidad artística tanto de escuelas andaluza, flamenca, como americana y local. El ático casi actúa de tercer cuerpo por su desplegada volumetría. La distribución de las unidades arquitectónicas (columnas, molduras, entablamentos, etc.) se disipan bajo el cúmulo ornamental, que a manera de “horror vacui”, cubre todos y cada de los espacios. Es de destacar el extraordinario artesonado ochavado, policromado y dorado, así como el elegante manifestador de plata (siglo XVIII) de taller lagunero, en cuyo remate se alza la bellísima imagen del Crucificado (siglo XVII), proveniente del extinguido convento franciscano, cuya filiación aún sigue sin determinarse, a pesar de que el nombre del sevillano Francisco Ruiz de Gijón (1653-1720) se mantiene como el candidato más acreditado.

Bibliografía:
ESPINOSA DE LOS MONTEROS Y MOAS, Eduardo: “El Retablo de San Marcos”. Programa de Semana Santa, Icod de Los Vinos, 1979.
FRAGA GONZALEZ, Carmen: Los Scrote y sus trabajos artísticos durante el siglo XVII. Revista Ycoden, nº 2, Icod de los Vinos, 1992.
GOMEZ LUIS RAVELO, Juan: “Evolución histórico-artística de la capilla mayor de la iglesia de San Marcos de Icod” en programa de Semana Santa 1992 de Icod de los Vinos.
MARTINEZ DE LA PEÑA, Domingo: La iglesia de San Marcos Evangelista de Icod y vida del Siervo de Dios fray Juan de Jesús. Ayuntamiento de Icod de los Vinos, 2001.
TRUJILLO RODRÍGUEZ, Alfonso: El retablo barroco en Canarias (1600-1750), Santa Cruz de Tenerife, 1987.
TUDELA NOGUERA, María de los Ángeles y ROSA VILAR, Dácil de la: Tipología constructiva y formal del retablo barroco en la isla de Tenerife. Canarias. Revista de Bellas Artes: Revista de Artes Plásticas, Estética, Diseño e Imagen, nº 6, 2008.

Texto: GFP
Fotografías: EPB, MVT, LPK



X