Vivas y Paz, Domingo

Académicos
  • Académicos entre 1850-1869
  • Académicos entre 1913 y 1940
  • Académicos entre 1941 y 1971
  • Académicos entre 1972 y 2000
  • Académicos entre 2001 y 2008
  • Académicos desde 2009

Antiguos académicos

Vivas y Paz, Domingo

Datos personales

Lugar de nacimiento: La Orotava, Tenerife.

Año de nacimiento: 1792.

Lugar donde falleció: La Orotava.

Fecha de fallecimiento: 11 de febrero de 1864.

Fecha de elección como Académico Honorario de la RACBA

24 de octubre de 1851.

Profesión

Profesor de Teología y Humanista.

Datos conocidos

Hijo de los hacendados orotavenses don Francisco Vivas y García y doña Luisa de Paz y Machado, siguió en La Laguna estudios eclesiásticos y de humanidades, aunque renunció a abrazar el sacerdocio, prefiriendo quedarse soltero hasta el fin de sus días y viviendo de las modestas rentas de su hacienda familiar.

Llegó a ejercer de catedrático de Teología en la Universidad de San Fernando de La Laguna, donde también enseñó humanidades, siendo uno de sus discípulos predilectos el que llegaría a ser Beneficiado y Rector de la parroquia de la Concepción, el doctor en Sagrada Teología don José Borges Acosta, quien heredó parte de su rica colección de libros.

Don Domingo Vivas fue experto en varias lenguas, la mayor parte de las cuales hablaba: latín, griego, hebreo y árabe por un lado, y francés, inglés, alemán y acaso italiano por otro, además de su rico dominio del español materno. De esta manera era el interlocutor oficial de cuantos extranjeros visitaban La Orotava, algunos de los cuales dejaron memoria escrita de la impronta que les dejó la cultísima personalidad de Vivas. Sin embargo, la modestia con que enmascaraba su gran inteligencia y su vasto saber le inclinó a una oscuridad voluntaria, dedicando la mayor parte de su tiempo, recluido en su casa, al estudio de libros clásicos y filosofías actuales, así como a leer revistas extranjeras sobre el acontecer de su tiempo. Reunió una gran biblioteca, que se dispersó tras su muerte, si bien parte de ella, a través de su discípulo el cura Borges Acosta, se conservó en la parroquia matriz de Nuestra Señora de la Concepción de La Orotava, donde pueden verse aún ejemplares con la impronta y firma de su propietario original. No obstante lo que acabamos de expresar, existen también testimonios de su discreta colaboración en pro del asociacionismo musical en La Orotava y su Puerto, figurando su nombre, junot a los de otras personalidades, como promotor de alguna de las agrupaciones bandísticas que se organizaron en la región en aquel entonces.

Algunos de los testimonios sobre su persona son reproducidos en el artículo de Lugo Massieu que reproducimos fotocopiado en archivo adjunto. Es una semblanza verdaderamente completa y entusiasta sobre uno de los humanistas ilustrados más notables de Canarias del siglo XIX.

(Información documental gentilmente recopilada para la elaboración de esta ficha por D. Juan Gómez Pamo y Guerra del Río, bibliotecario de El Museo Canario.)

Bibliografía

X