Guerra Rodríguez, Gregorio

Académicos
  • Académicos entre 1850-1869
  • Académicos entre 1913 y 1940
  • Académicos entre 1941 y 1971
  • Académicos entre 1972 y 2000
  • Académicos entre 2001 y 2008
  • Académicos desde 2009

Antiguos académicos

Guerra Rodríguez, Gregorio

Datos personales

Lugar de nacimiento: Arucas, Gran Canaria.

Fecha de nacimiento: 1816.

Lugar de defunción: Las Palmas de Gran Canaria.

Fecha de defunción: 23 de febrero de 1877.

Fecha de su elección como Académico Honorario de la RACBA

23 de enero de 1851.

Formación y especialidades

AYUDANTE DE OBRAS PÚBLICAS Y PEDAGOGO.

Aunque al ingresar en la RACBA se le considera adscrito al Seminario Conciliar de Las Palmas, al que indudablemente estuvo vinculado y donde posiblemente se formó, parece que don Gregorio Guerra no fue sacerdote, pues en su partida de defunción figura como soltero, propietario y ayudante de obras públicas. Era hijo de los aruquenses don Manuel Guerra y doña Juana Rodríguez.

Pensionista del Seminario Conciliar, ocupa en él la cátedra de Filosofía desde 1838 a 1852, y ejerce además como profesor de Ética y Elementos de Matemáticas. Figura como secretario del Seminario Conciliar al menos desde 1851 hasta 1857. Ejerció también como profesor de Geometría del Colegio de San Agustín y del Instituto Local de segunda enseñanza de Las Palmas.

Fue nombrado oficialmente Ayudante de Obras Públicas en 1858, y como tal realizó importantes trabajos en la isla. Había formado parte de la Comisión Local de Instrucción Primaria creada por el Ayuntamiento de Las Palmas en 1844 y fue designado miembro de otra comisión por el mismo Ayuntamiento para establecer una Biblioteca Pública y un Museo de Historia Natural en 1860. También fue socio de número de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Las Palmas de Gran Canaria.

De las obras que realizó, fueron especialmente notables y dignas de recordar las trazas y realización en mampostería y rica piedra de la segunda torre de la primitiva parroquia de San Juan de Arucas, la cual fue demolida cuando se resolvió realizar el templo de estilo neogótico que ha prevalecido hasta nuestros días. Tenía la torre proyectada y edificada por Guerra, como rasgo más notable y vistoso, un remate en forma de templete circular coronado por una cupulilla y el reloj colocado bajo la cornisa principal. En Las Palmas trabajó en 1861 en la construcción del muelle de San Telmo, para el que supervisó la realización de los pretiles de cantería y las escalinatas que a modo de platillos se hicieron para el desembarque de pasajeros. Dicho muelle fue luego sustituido por el que edificó el ingeniero don Juan León y Castillo. Ya en 1859 hizo Gregorio Guerra el proyecto de obra pública más importante que nos ha legado y que ha prevalecido: una carretera para unir Las Palmas con Tejeda, la cual tuvo ocasión de realizar, estando la actual carretera del centro, que se ha ido beneficiándo de mejoras con el tiempo, sobre la misma traza de la que se construyó bajo el proyecto y dirección de Guerra.

Falleció en su casa de la calle de la Pelota a los sesenta años de edad.

Fuente

Datos recopilados y gentilmente suministrados por D. Juan Ramón Gómez Pamo, bibliotecario de El Museo Canario.

Miguel RODRÍGUEZ DÍAZ DE QUINTANA: “Los arquitectos del siglo XIX [en Canarias]”. Las Palmas de Gran Canaria: Colegio Oficial de Arquitectos de Canarias, colección Archivo Histórico nº 1, 1978. Véase especialmente p. 81.

X