Estévanez y Murphy, Patricio

Académicos

Antiguos académicos

Estévanez y Murphy, Patricio

Datos personales

Lugar de nacimiento: Santa Cruz de Tenerife.

Fecha de nacimiento: 31 de julio de 1850.

Lugar de defunción: Geneto, La Laguna, Tenerife.

Fecha de defunción: 28 de agosto de 1926.

Fecha de su ingreso como Académico de Número de la RACBA

6 de agosto de 1913.

Formación y especialidades

PERIODISTA.

Hermano menor del militar, político y Ministro de la Guerra durante la I República Nicolás Estévanez, Patricio, también un convencido republicano federal, siguió a su hermano tras el fracaso de la I República al exilio en Lisboa y en París, donde colaboró con varios periódicos y fue traductor de la Casa Garnier.

Regresa definitivamente a Tenerife en 1880, donde desarrollará una importante labor periodística, cifrada en la fundación y dirección de varios periódicos, especialmente “La Ilustración de Canarias” (1882-1884) y el “Diario de Tenerife” (1886-1917). En este último año se le declaró una enfermedad irreversible, de la que falleció nueve años después.

Patricio Estévanez también se implicó en la dinámica social de su tiempo, asumiendo varias veces el cargo de concejal del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y, defensor acérrimo de los Cabildos Insulares, se involucró en el de Tenerife como vicepresidente 2º.

Su amor a la literatura y al arte quiso manifestarlo en la revista periódica (tres al mes) “Artes y Letras”, fundada y editada por él, la cual se publicó a lo largo de todo el año 1903. Cuando se restituyó la Academia de Bellas Artes en 1913 vino designado desde Madrid como Consiliario 1º de la misma. Por ello, al ausentarse tras el acto constitutivo del 6 de agosto de ese año el comerciante y gran mecenas don Enrique Pérez Soto, nombrado para la presidencia, se reunió una mesa de edad que dio posesión de manera inmediata a Patricio Estévanez como Presidente accidental de la RACBA. La Academia le eligió como presidente definitivo en 1815, por ausencia definitiva de Pérez Soto, y en dicho cargo sólo fue ratificado desde Madrid tres años después, ostentándolo, pese a su enfermedad y secundado por Eduardo Tarquis, hasta que falleció en 1926.

Durante su presidencia hubo numerosos óbitos entre los Académicos nombrados, y él mismo, aquejado de una grave enfermedad desde 1917 (hubo de trasladarse entonces a Madrid para un examen radiológico), apenas pudo imprimirle a la Academia el dinamismo que hubiera requerido. Presidió la Academia por última vez en 1920, haciéndolo en su nombre a partir del 21, como queda dicho, Eduardo Tarquis, quien sustituiría oficialmente a Estévanez en la presidencia cuando éste falleció en 1926. Durante su mandato se mombraron cinco nuevos Numerarios para ir supliendo a los fallecidos.

Bibliografía

Marcos GUIMERÁ PERAZA: “Patricio Estévanez, periodista y ciudadano”, en “El Museo Canario”, XXXV, Las Palmas de Gran Canaria, 1974, pp. 89-122.

Marcos GUIMERÁ PERAZA: “ESTÉVANEZ Y MURPHY, Patricio”, en “Gran Enciclopedia Canaria”, t. VI, Tenerife, Ediciones Canarias, 1998 p. 1443.

Eliseo IZQUIERDO: “Periodistas canarios, Siglos XVIII al XX”, Islas Canarias, Gobierno Autónomo de Canarias, 2005 (3 vols). Tomo I, pp. 473-477.

Francisco MARTÍNEZ VIERA: “Don Patricio Estévanez y el DIARIO DE TENERIFE”, en “El antiguo Santa Cruz: Crónicas de la capital de Canarias”. La Laguna, Instituto de Estudios Canarios, 1967, pp. 195-205.

X