Museo Histórico Virtual

Casas Martín, Arsenio de las

de artistas en Canarias

Escultor

Arsenio de las Casas Martín

Santa Cruz de La Palma, 1843 – Las Palmas de Gran Canaria, 1925

Es uno de los últimos escultores que mantuvo por más tiempo los resabios barrocos en la escultura religiosa en Canarias, aportando muy poco a la creación artística y supeditado a la estética de Luján Pérez (1756-1815) y Fernando Estévez (1788-1854). 

Nació en Santa Cruz de La Palma el 14 de diciembre de 1843, en la zona denominada “La Asomada”, próxima al convento franciscano de la Inmaculada Concepción, donde se concentraba la mayor parte de los gremios y profesiones liberales (carpinteros, albañiles, pedreros). Fueron sus padres Luis de las Casas González y Rafaela Martín Morera, y su padrino Antonio de las Casas Lorenzo, hermano del escultor Nicolás de las Casas Lorenzo (1821-1901), ya que ambas familias estaban emparentadas.

Supuestamente, Arsenio inició sus estudios en la Escuela de Dibujo de la citada capital palmera, aparte de los contactos mantenidos con artífices ya consagrados como Manuel Díaz Hernández (“Padre Díaz”, 1774-1863) y Aurelio Carmona  (1826-1901). Desconocemos las razones por la que abandonó su isla natal para instalarse en Gran Canaria. Disponemos de escasos datos para poder organizar su evolución artística, pero sabemos por noticias sueltas que llevó una vida un tanto bohemia, convirtiéndose en un escultor autodidacta, apoyándose en sus capacidades naturales y en la observación tanto de esculturas foráneas como locales, siguiendo con cierta fidelidad los modelos lujanescos. Su vida, comentan los doctores Martínez de la Peña y Alloza Moreno, estuvo llena de penuria, pero siempre muy digno, en una pobre habitación de la calle del Deán Toledo en Las Palmas. Solía desplazarse con relativa frecuencia para dar cumplimiento a los encargos recibidos, generalmente parroquiales. Lo encontramos en Tejeda, donde realizó la imagen titular, Nuestra Señora del Socorro. Para la iglesia de Santa María de Guía, llevó a cabo un San Juan Evangelista. Otras veces se ocupaba de restaurar, policromar e intervenir antiguas esculturas, retablos, muebles, así como  participando en actividades pictóricas y de orfebrería. Sin embargo, la prensa de Gran Canaria suele elogiar sus obras, señalando su correcto acabado. Aparte de los Apóstoles (San Pedro, San Juan, Santiago el Mayor), perteneciente al  paso de “el Señor de El Huerto” (iglesia de San Francisco de Asís, Las Palmas de Gran Canaria), la imagen que le proporcionó mayor popularidad es sin duda la Virgen de la Esperanza de Vegueta, existente en la iglesia de Santo Domingo de Guzmán de la capital grancanaria. Mantiene todas las características de la imaginería tradicional de las islas, una Dolorosa que ha sido readaptada para convertirla en una “Macarena”, según las modas (Semana Santa) introducidas desde Andalucía en el archipiélago en estos últimos tiempos. 

Durante su estancia en Tenerife se ocupó asimismo de esculpir algunas obras, como el San Ramón Nonato (actualmente en las dependencias anejas de la iglesia de la Concepción de La Laguna), que intenta a toda costa reproducir la imagen de “San Plácido”, obra de Fernando Estévez, de la iglesia de San Juan Bautista de la referida ciudad de Aguere. Su estancia en esta localidad le permitió tallar el Gallo que forma parte del paso de “Las Lágrimas de San Pedro”, cuyas imágenes pertenecen  además a la gubia de Estévez, conjunto conservado en la mencionada iglesia de la Concepción.  

Por medio del párroco don Ildefonso Hernández y Gongchan, efectuó el Crucificado (1875) para la iglesia de San Juan de la Rambla. En  muchas viviendas del norte de Tenerife nos podemos encontrar pequeñas esculturas talladas con mucho detalle y primor, como calvarios, crucifijos de mesa, Niños Jesús bendiciendo, etc. Arsenio de las Casas contrajo matrimonio dos veces, procreando con su segunda esposa tres hijos que eran muy pequeños cuando se produjo su muerte, en 1925.

GFP

Bibliografía esencial

FUENTES PÉREZ, Gerardo: Canarias: el clasicismo en la escultura. Cabildo Insular de Tenerife, 1990

MARTINEZ DE LA PEÑA, Domingo y ALLOZA MORENO, Manuel: “La escultura canaria del siglo XIX”. En Noticias para la Historia de Canarias, por José Viera y Clavijo. Ediciones Cupsa, tomo II,  Madrid, 1981

X