Colecciones

San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel

Título: San Miguel Arcángel.
Objeto: Cuadro.
Autor: Luis Alberto Hernández Plasencia (Hermigua, La Gomera, 1947). Fue elegido Académico Correspondiente en 1988.
Fecha: 1998.
Técnica: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 146 x 89 cm.

Inscripciones: Firmado y fechado en el ángulo inferior izquierdo: “Luis Alberto Hdez 98”.

Descripción: Representa frontalmente al Arcángel San Miguel de cuerpo entero, en el momento de clavar la lanza y vencer al malévolo. En una neofiguración, es una figura inquietante que aparece con los atributos de abogado intercesor en el Juicio Final, con la balanza en las manos.

Observaciones: El cuadro formó parte de la exposición celebrada en el Instituto de Canarias Cabrera Pinto, La Laguna, entre 21 de mayo – 15 de junio, 1998, con motivo de su entrada en la RACBA. Los ángeles que pueblan esta muestra en muchas imágenes participan de toda la miseria y bajeza del ser humano y en otras son seres blandos y desvalidos que suscitan compasión. La obra tiene el sello personal de la producción de Luis Alberto en la que la figura humana siempre está presente como vehículo de expresión simbólica. Con una sólida formación obtenida en la Escuela Superior de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife y en la de Santa Isabel de Hungría en Sevilla – donde finaliza sus estudios con premio de final de carrera en 1969 -, que amplía en la Escuela de Pinturas Mural de San Cugat del Vallés y en la Academia de Pietro Vanucci de Perugia, Luis Alberto comienza a exponer su producción en el Ateneo de La Laguna en  1969. Forma parte de esa eclosión  de jóvenes artistas llamados  la generación de los setenta que con ideas nuevas comienzan a trabajar en esa década. Agrupados en torno a la Galería Conca, son herederos de la tradición surrealista de Óscar Domínguez y de Gaceta de Arte, reciben también la influencia del arte abstracto de Millares y muchos de ellos comienzan su discurso con temas político–sociales de carácter simbólico, precisamente por influencia del surrealismo del que también es hereditario el énfasis en lo dramático y desgarrador y la presencia de lo erótico en su obra. Su madurez artística comienza a partir de los ochenta, y es entonces cuando desarrollan su trayectoria propia. En el caso de Luis Alberto, aunque ya en 1975 ha fijado su residencia en Madrid, sigue exponiendo en la sala Conca donde ya había participado en grupo (1974, 1976 y 1980) y de forma individual (1974, 1978), como también en la Galería Leyendecker (1979) y posteriormente en la Galería Magda Lázaro (1996, 2000, 2004, 2010 y 2011). Inicia su proyección internacional ya en 1980 con su participación en el XXXI Salón de la Jeune Peinture (París), país donde su obra ha sido distinguida con el Premio “Amigos del Castillo d’Entrcasteaux” en la Primera Bienal Internacional de Arte de Brignoles (1986) y con el Premio Pierre Danny, en el Salón Nacional de Arte de Rambouillet, lo que supuso su consolidación en el escenario artístico contemporáneo.

Bibliografía: Eliseo IZQUIERDO: “Ángeles y miradas”; Fernando CASTRO BORREGO: “De Arcángeles melancólicos y almas en penas”, en Luis Alberto, (Catálogo), Excmo. Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna, Viceconsejería de Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, RACBA, 1998; Catálogo Luis Alberto Hdez. (Texto de Nicolás CALVO), Galería Magda Lázaro, Viceconsejería de Cultura y Deportes, Gobierno de Canarias, 2004; Luis Alberto Hernández. Por el cauce del Romanticismo. Retrospectiva (1970-2007) (Catálogo de la exposición organizada por CajaCanarias, del 2 al 27 de octubre de 2007), CajaCanarias, Tenerife, 2007.

Texto: Ana Luisa González Reimers
Fotografía: Efraín Pintos Barate

Reservados todos los derechos. Más información en la pestaña “Derechos de Autor” al pie de esta página.



X