PostHeaderIcon de Silva, Bernardo Manuel

Artes Plásticas - Siglos XVI a XVIII

Santa Cruz de La Palma, 1655 - 1721

Pintor y escultor.

Considerado el artista más representativo del Barroco en La Palma, se ignoran las circunstancias de su formación, que pudo completar fuera de Canarias. Aunque se dedicó principalmente a la pintura, trabajó también como escultor, como policromador y como tracista de retablos. En toda su producción (desarrollada, hasta donde se sabe, en su isla natal) se advierte un triple influjo: portugués, sevillano y, sobre todo, flamenco.

Este ascendiente nórdico remite tanto a las fuentes grabadas como a los modelos que tuvo a la vista en las iglesias y colecciones isleñas, y resulta determinante en su catálogo: personal pero característico del barroco canario, íntegramente de signo religioso. Entre sus obras pictóricas destacan los santos-estatua para retablos, tomados de estampas nórdicas, como los evangelistas del tabernáculo de la Iglesia parroquial de San José, en Breña Baja. Cultivó también otros temas sacros, ángeles y representaciones de la Sagrada Familia.

Como escultor realizó sobre todo imágenes de talla completa que él mismo encarnaba y policromaba, trabajos que realizó también sobre varias efigies flamencas llegadas a La Palma en el siglo XVI, que fueron además su principal referencia en este campo. La asimilación y la identificación del autor respecto a estos modelos fue tal que en alguna ocasión se han confundido. Su labor tuvo continuidad en su hijo Juan Manuel, también pintor, escultor y dorador.