PostHeaderIcon Programación del Centro Municipal de Arte Gráfico de Santa Cruz de Tenerife

El pulso del Arte
Sin_titulo-6_copia
Curso Monográfico de Mezzotinta

­­3, 5, 10 y 12 de noviembre

4 , 6, 11 y 13 de noviembre
             
De la mano caminan desde hace más de cinco siglos la demanda social creciente de imágenes y las técnicas que hacen posible su creación y reproducción. Se diría que el grabado tradicional es casi un anacronismo en el escenario actual de consumo y excreción masiva de imágenes, donde tan solo la reproducción digital parece capaz de seguir el voraz ritmo de obsolescencia de la información. Con la intención de transformar esta idea y descubrir las posibilidades creativas de la inmensa miríada de procedimientos que conforman el mundo de la estampa, el Centro Municipal de Arte Gráfico de Santa Cruz de Tenerife da inicio a su programación anual de cursos introductorios. La mezzotinta, desconocida técnica de grabado calcográfico, ha sido la escogida para inaugurar el ciclo con dos talleres paralelos que se impartirán de 17:00 a 20:00 los martes y jueves 3, 5, 10 y 12 de noviembre para un primer grupo, y los miércoles y viernes 4, 6, 11 y 13 del mismo mes para un segundo grupo, en la sede del Centro de Arte Gráfico municipal en la Calle Miraflores nº 2 (AntiguaRecova).

Manera negra es el peculiar nombre que la mezzotinta recibe en nuestro idioma y es quizás el que de forma más explícita describe este método de grabado. Esto es así pues en él se parte precisamente de una superficie negra aterciopelada de la cual se extraen progresivamente los blancos, lo que resulta visualmente desconcertante puesto que avanzar de lo oscuro a lo claro invierte casi todos los procesos del dibujo. Más que ninguna otra técnica de grabado, la mezzotinta surge como un método de reproducción de imágenes debido a su particular facilidad para acercarse al realismo fotográfico.

Aunque la manera negra aparece en Ámsterdam, centro neurálgico del grabado del siglo XVII, fueron los ingleses en el siglo XVIII quienes alcanzaron las más altas cotas de perfección en su utilización como sistema de reproducción, llegando incluso a conocerse ésta como la mannière anglais. Así lo atestiguan las magníficas estampas de interpretación que el grabador David Lucas llevó a cabo a partir de las obras de Constable, o el caso excepcional de John Martin y sus ilustraciones para El Paraíso Perdido de Milton. Como Sin_titulo-5_copiase puede imaginar, el desarrollo de la fotografía terminó por agotar en el siglo XIX las posibilidades reproductivas y funcionales del grabado de mezzotinta. Pero, a diferencia de otras formas de grabado que se adaptaron creativamente a los nuevos tiempos, la manera negra no encontró en ninguna escuela o movimiento delsiglo XX un lugar de discusión o reformulación. Esta es también la razón de que las escasas personalidades individuales que se destacaron como brillantes grabadores de mezzotinta sean raros especímenes artísticos. Es el caso del neerlandés M.C. Escher con sus vistas caleidoscópicas, el monegasco Mario Avati, con sus ingrávidos bodegones surgidos de la oscuridad, o los japoneses Yozo Hamaguchi y Kiyoshi Hasegawa.

Es por ello que este curso se plantea como un acercamiento al medio a través de una de sus técnicas más desconocidas, siendo una oportunidad para dotar a sus densos negros de un sentido contemporáneo más allá de la mera reproducción fotográfica a la que históricamente estuvo asociado.

 

 

AlejandraVillarmea López

Licenciada en Historia del Arte